Rock y Fantasía el mundo de Anna Sui

Anna Sui diseñaba prendas hechas a la medida con un estilo rockero y vanguardista para la época. Su gran influencia por la música la inspiró a querer vestir a las grandes estrellas del rock. Las prendas de Sui representaban tanta pasión y rebeldía que Madonna se vio cautivada por un Babydoll negro con encaje que le había enviado para asistir a un desfile en París y a partir de ese momento Sui decidió que era momento de crear su primera colección de runway. Y lo demás se convierto en historia.

El lado divertido y creativo de Anna no solo cautivó a los críticos de la moda, que brincaron a la primera oportunidad para juzgarla, sino que su objetivo de relacionarse con cantantes, supermodelos y celebridades comenzaba a cumplirse día con día. Vistiendo a Linda Evangelista, Naomi Campbell, Coco Rocha e incluso Gigi y Bella Hadid.

La excéntrica diseñadora Vivienne Westwood fue un icono de la moda que significó mucho en los años 70 ́s y el movimiento Punk. Y nos atrevemos a decir que Anna Sui después de casi 30 años de carrera, es la representante de la unión del Punk-Rock con el Romanticismo y lo Preppy de la década de los 90 hasta el día de hoy.

 

Esta gran trayectoria fue digna de homenajear, por lo que el pasado 26 de mayo se inauguró la exposición The World of Anna Sui en el Museo de la Moda y el Textil de Londres. Esta es la primera vez que un diseñador de moda estadounidense ha sido el foco de una muestra retrospectiva en el Reino Unido. Y con mucho orgullo Anna, presenta su proceso creativo que la ha llevado a darnos un recorrido artístico a través de las piezas más emblemáticas de sus colecciones, así como sus colaboraciones para crear cosméticos, fragancias e incluso el interiorismo de las boutiques Anna Sui.

La exposición incluyo más de 120  que cuentan la historia y la visión de una diseñadora que logró dominar la mezcla de estilos como el mod, punk, grunge, boho, preppy con la feminidad etérea del renacentismo, para así marcar una época en la moda a nivel internacional.
Anna siempre ha sido capaz de crear la atmósfera perfecta para que sus pasarelas tengan sincronía desde la música, las modelos y la decoración del ambiente, para que las prendas presentadas encajen impecablemente en el concepto imaginado.

“Me transportaba a mí misma – y a mi público – a diferentes períodos de tiempo que ni siquiera viví. A cosas que he leído. Cosas que vi en películas y cosas con las que fantaseo.” – Anna Sui
En el museo se pudo ver desde su primera colección en 1991, hasta sus últimas creaciones en el 2017. Sin embargo, el encanto de la exhibición recae en el diseño de cada habitación destinada a contar la historia de Anna y la evolución de la marca.

Comenzamos por una habitación dedicada a los inicios de Sui en Detroit, de donde es originaria. En ella podemos observar recortes de revistas, inspiraciones, bocetos y sus discos favoritos de música como Los Rolling Stones.

Seguido nos encontramos en una habitación centralizada en la época más importante en su vida, que se llevó a cabo en Nueva York. Sus estudios en Parson’s, sus primeros éxitos, así como sus innumerables fracasos, hasta inaugurar su primera tienda. Este cuarto es una copia a imagen y semejanza de la tienda principal de la diseñadora en Manhattan.

El suelo rojo brillante, las paredes púrpura y los muebles rococó en negro. Haciendo inminente reconocer el estilo de Anna desde la primera vista.

Y finalmente  a una zona dedicada a las grandes colaboraciones con otros talentos de la industria como Pat McGrath, Erickson Beamon y James Coviello. Así mismo en esa sección del museo observamos fotografías de desfiles pasados, siempre caracterizados por incluir a las top models más influenciales del momento.

La manera en la que Ana ha jugado con elementos tan diferentes que de alguna manera encuentran la sintonía entre sí, nos asegura que este viaje al pasado mostrará una probadita del mundo de Sui, una diseñadora creativa, divertida entregada a la cultura pop, así como a la moda vintage.

La retrospectiva no se rige por ningún orden lógico ni cronológico, solo sentimental e intuitivo. Libre, como la creatividad de Anna Sui.

Comments

comments